Tigre recibió en Semana Santa al obispo Oscar Ojea y la carpa misionera