Gracias al aporte tecnológico del COT, desarticularon una red que comercializaba drogas