El aporte tecnológico de las cámaras del COT permitió incautar 90 kilos de marihuana